Origen de Los Volcanes

PUBLICIDAD

Los Volcanes son formaciones geológicas basadas en una fisura creada en corteza de la tierra. Sobre esta fisura se acumula materia volcánica, formando de esta manera un cono, en cuya superficie hay una abertura conocida como cráter.

Debido al depósito de materia sólida, el cono se vuelve más grande y comienza a formarse un conducto que se puede comunicar directamente con el exterior a partir del cráter y de esta manera, pueden expulsar gases, cenizas y lava.

¿Dónde se forman?

Desde la formación de la tierra, esta se ha encontrado en constante movimiento y debido a esto, se han podido formar cadenas montañosas. Esto es debido al movimiento y choque de las placas tectónicas.

Las placas tectónicas, son fragmentos de la corteza terrestre, 14 en total. Estas al colisionar unas con las otras, producen cambios  y fenómenos significativos en la superficie terrestre. Las placas tectónicas que existen son:

  • Africana
  • Antártica
  • Arábica
  • Australiana
  • Sudamericana
  • Norteamericana
  • Nazca
  • Caribe
  • Escosesa
  • Euroasiática
  • India
  • Filipina
  • Juan de Fuca
  • Pacifico

Las cadenas montañosas y en especial los volcanes, suelen formarse en los puntos donde las placas tectónicas coindicen o han llegado a colisionar.

Estos puntos fronterizos de las placas tectónicas son conocidos como “puntos calientes” y suelen ser el lugar donde el magma logra ascender desde la parte inferior del manto terrestre.

Cuando el magma logra salir a través de grietas en la corteza terrestre, este se va acumulando y solidificando. A partir de este cúmulo de material sólido es de donde se va formando el cono volcánico.

De esta manera, se eleva una estructura rocosa alrededor de la grieta de la que inicialmente comenzó a emerger el magma, dejando una abertura en su parte superior, conocida como cráter

A  toda esta estructura en conjunto que se forma debido al depósito y solidificación del magma, es a la que conocemos como Volcán.

A través de un volcán ya formado, pueden seguir saliendo grandes cantidades de magma en forma de gases, lava volcánica y otro tipo de materiales  debido a las Erupciones.

¿Cómo se pueden clasificar los Volcanes?

Actualmente, los volcanes  se pueden clasificar de diversas maneras. Pero la clasificación más frecuente que es utilizada, se basa según la actividad de cada uno de ellos.

Al clasificar los volcanes según su actividad, se tiene en cuenta la frecuencia con la que estos realizan erupción y el historial que han tenido a lo largo de los años. Dicho esto, los tipos de volcanes clasificados según su actividad, son:

Volcanes Activos

Los volcanes que se encuentran ubicados en esta categoría, son aquellos que dentro de ciertos intervalos de tiempo, llegan a entrar nuevamente en actividad.

El tiempo de erupción de estos volcanes puede llegar a durar hasta varios años y en ocasiones, no se logra predecir cada cuanto tiempo entran en actividad.

Ocasionalmente, la mayoría de los volcanes entran en actividad después de haber estado un tiempo inactivos. Esto es debido a que aún no se tiene una forma para predecir de manera exacta cuando un volcán puede activarse nuevamente.

Volcanes Inactivos o Durmientes

Los volcanes en esta categoría son aquellos que aún presentan algunos signos de actividad, como la expulsión de gases. Sin embargo, no se registran mayores actividades y en ciertos casos, no  registran en absoluto algún tipo de actividad.

Para que un volcán se pueda considerar como inactivo, este deber haber tenido ya varios siglos sin haber presentado una erupción.

Volcanes Extintos

En esta clasificación entran aquellos volcanes que tuvieron su última erupción registrada hace más de 25 mil años.  Debido a medidas preventivas, nunca se descarta la posibilidad de que estos puedan entrar en actividad nuevamente.

Es debido a esto, que la mayoría de los volcanes considerados como extintos, se encuentran en revisiones y estudios constantes.

Deja un comentario

error

Conoce más sobre los Volcanes