¿Cómo se Forman Los Volcanes?

PUBLICIDAD

Los volcanes son fenómenos naturales sumamente interesantes, y vale la pena conocer cómo se forman. Etimológicamente, la palabra volcán origina de Vulcano, el dios del fuego y los metales en la mitología romana.

Estos elementos rocosos funcionan realmente como aberturas que permiten mantener la comunicación entre la superficie de la tierra y la profundidad de la corteza terrestre.

Son conductos que, en un momento determinado, arrojan lava, junto a otros elementos que pueden resultar peligrosos para los seres vivos como gases, cenizas y humo. Comúnmente, los hallamos en las montañas y en la tierra.

Las temperaturas de la lava suelen estar entre 850 y 1200 grados centígrados, con un periodo de enfriamiento de aproximadamente 2 horas.

Si alguna vez te has preguntado cómo se forma un volcán, te tenemos la explicación perfecta para responder y aclarar todas tus dudas.

Movimiento – la clave de todos los fenómenos naturales

Desde el principio de los tiempos, la Tierra se ha encontrado en movimiento continuo, dando lugar a un conjunto de elevaciones que conocemos como montañas.

Estos movimientos se deben principalmente al desplazamiento de las placas tectónicas, pedazos de la corteza de la tierra que asemejan a rígidos bloques que se mueven lentamente.

Magma – ¿Qué es y cómo origina?

La formación de estos maravillosos elementos naturales ocurre en el momento en el que todos los elementos del interior de la Tierra alcanzan niveles térmicos tan elevados que forman un material que se eleva y desemboca en los suelos.

Esta sustancia de altas temperaturas conocida como magma puede surgir de formas distintas.

Principalmente proviene de todos los materiales que se han derretido en el proceso de hundimiento de la corteza. También puede surgir de capas de mayor profundidad del planeta.

De ambas maneras, el magma origina desde el fondo de la Tierra. Al alcanzar la región superficial, se acopla y condensa formando un depósito.

El magma se ubica constituyendo a un conjunto de rocas porosas distribuidas en capas que se denominan cámara de magma. En algunas oportunidades, el magma erupciona hacia la superficie. Sin embargo, esto no ocurre siempre.

¿Dónde se forman los volcanes?

Es importante saber que un volcán no se forma al azar en cualquier parte. Se ha estudiado un patrón específico de lugares con características determinadas en los que se crean estos fenómenos.

Los volcanes aparecen especialmente en los bordes de 2 placas tectónicas que se encuentran muy próximas entre sí, tanto cuando se produce un choque como cuando simplemente se presentan poca distancia de separación.

Este choque de placas tectónicas ocurre a través del deslizamiento de una debajo de otra, formando la denominada área de subducción.

El roce del área de subducción crea una presión tan elevada y un calor tan intenso que es lo que hace que el magma llegue a la superficie como lava.

La gran mayoría de los volcanes más conocidos se encuentran en una zona geográfica conocida como el anillo de fuego del Pacífico, localizado en las costas del océano del mismo nombre.

En esta área se reúne una gran cantidad de placas tectónicas, por lo que es más común observar volcanes acá.

De esta manera, los volcanes de todas partes del planeta surgen en espacios conocidos como puntos calientes, en los que es común que el magma se eleve desde las capas terrestres profundas.

Cabe destacar que los volcanes que se conocen como durmientes se refieren a aquellos que no han entrado en estado de erupción por miles de años.

Por otro lado, los volcanes llamados activos, son aquellos que presentan actividad continua de forma temporal.

Se encuentran arrojando tanto humo como lava durante un periodo de tiempo determinado, que depende de la intensidad del roce entre las placas tectónicas.

Deja un comentario

error

Conoce más sobre los Volcanes